Dos jóvenes emprendedores proponen, desde Murcia, un club de botellas de cata que envía a sus asociados cuatro botellas de degustación cada mes por el precio de dos. Según informa el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia CEEIM, Yavino lleva año y medio dedicada a crear el mayor club de descubridores de vino, donde el único requisito exigido es disfrutar con la propuesta entregada cada mes, sin necesidad de ser un experto. Emulando al servicio de streaming Netflix, la atención es previa suscripción. Se facilitan cuatro botellas de cata nuevas por mes a cada socio y su precio es competitivo. Por todo ello, Murcia-Ban ha incluido esta empresa entre sus propuestas  invertibles en su red privada de inversores.

Yavino se ha colado en el mercado desde su plataforma de ecommerce en Internet, www.yavinoclub.com, innovando en el modo de acercar la bebida de vino a un público sin costumbre. Al igual que es novedoso en el tamaño de sus botellas, que son de 375 ml para poder ofrecer a los miembros de la comunidad mayor variedad de propuestas en cada envío.

La empresa aspira a revolucionar el sector del vino, innovando en la forma de acercarse al consumidor para atender a un público que no estaba atendido hasta ahora, lo que supone un nuevo nicho de mercado dentro de un sector con miles de años. Sólo en España, hay más de 4.000 bodegas y más de 40.000 vinos distintos.

“Estamos creando comunidad de gente que viene y se queda porque se enamora del producto, dándoles a descubrir nuevas marcas y sabores de vinos. También les ayudamos a saber cuál elegir cuando quieran comprarlo o pedirlo en un restaurante y a saber distinguir entre las ofertas de las bodegas. Para eso facilitamos diferentes estilos a catar cada mes”, indicó Ismael Galiana Badenes, CEO y uno de los dos socios de la empresa, constituida junto a Jose Pedro Franco.

Yavino, el primer club de botellas de cata

Si la plataforma estadounidense ha dado con una fórmula de éxito para satisfacer los gustos y demanda de sus abonados, en base al análisis de los datos, en este caso, de la información aportada por los ‘me gusta’ y comentarios realizados por el público, en Yavino, se trabaja en una herramienta que  permita recomendar vinos a sus suscriptores, conforme a las puntuaciones aportadas tras sus catas.

La propuesta de los dos emprendedores llega en un momento en el que, según comentan, “el vino se está poniendo de moda entre los jóvenes”. Así, ofrecen su filosofía de que los iniciados en el vino puedan tomar la bebida con quien quieran y dónde quieran. Además, preparan a los seguidores para que puedan ser quienes elijan el vino en su próxima comida fuera de casa.

“Estamos creando una comunidad de Yavinistas para  poder compartir nuestros vinos favoritos, recomendarnos qué vinos pedir cuando vayamos a un restaurante, además de estar en un espacio donde compartir nuestras experiencias y gustos”, resaltó Galiana para evidenciar que la propuesta empresarial es más que un negocio al uso.

En la línea anterior Galiana se define como curioso, de espíritu joven, ávido de conocimiento y en mejora continua, capacidades que coinciden con el perfil del público objetivo que busca la empresa. También se busca personas que sepan disfrutar de cada instante, incluidos los  momentos feos, “porque todo cuenta”, según comenta el emprendedor.

Buscando Business Angels

La empresa Yavino surgió en 2017, con vocación de internacionalización, si bien, centra su primera fase de despegue en el mercado nacional. En estos momentos, se encuentra en fase de captación de capital procedente de Business Angels desde Murcia-Ban, red de inversores privados de la Región de Murcia.

Casi la mitad de las personas suscritas a la comunidad son de fuera de la provincia. Sus perspectivas de crecimiento se centran a corto plazo en consolidarse dentro de España, con pensamiento de abordar más adelante otros países.

El mercado español del vino cuenta con más de 22 millones de consumidores, con una facturación superior a los 2.200 millones de euros en 2017, según Informe de Consumo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los inversores pueden ver en este nuevo negocio una oportunidad para estar presente en una startup con perspectivas interesantes de crecimiento en el mercado. Por su parte, es posible que los miembros de la comunidad de Yavinistas puedan estar pensando en el feliz maridaje entre la degustación de uno de los vinos recomendados recibidos cómodamente en casa y su serie o película favorita en Neflix.

Yavino ha llegado para quedarse y hacer realidad un sueño que encierra el conocimiento de tres generaciones de amantes de la buena mesa y del vino.