Las 11 empresas instaladas actualmente en la sede de La Fuenfresca ocupan a 40 personas

Plataformas digitales, ingeniería industria l, desarrollo de videojuegos, moda, asistencias para vehículos o para asistencia familiar. Los ámbitos de trabajo de la empresas asentadas CEEIARAGON en Teruel son variados pero tienen una vertiente tecnológica muy importante. Poco tienen que ver con las primeras empresas que se implantaban en sus orígenes hace más de veinte años y el centro se ha ido adaptando a las necesidades de los nuevos proyectos que han llegado hasta ellos. Así lo destaca Antonio Martínez, gerente de Proyectos, y responsable CEEIARAGON en Teruel.

Actualmente, tienen capacidad para doce empresas y hay implantadas once que emplean a 40 personas con perfiles diferenciados. «Las empresas aquí implantadas demandan personas para cubrir puestos de desarrolladores y programadores informáticos, físicos, comerciales o responsables de marketing. Son puestos de trabajo cualificados que en muchos casos tenemos dificultad para cubrir», cuenta Martínez. También los espacios de trabajo han cambiado y si bien cuando CEEIARAGON en Teruel inició su andadura en 1996 contaba con ocho naves, ahora algunas de esas se han compartimentado para ofrecer a estas nuevas empresas del siglo XXI oficinas más pequeñas, más adecuadas a sus sistemas de trabajo, con mesas y ordenadores. «Si antes se necesitaban naves de 200 m2, ahora demandan oficinas de 30m2, señala Antonio Martínez.

Pero más que un espacio adecuado a sus necesidades, lo que los emprendedores encuentran en el CEEI es un acompañamiento, una serie de servicios de asesoramiento y una red de contactos además de unas infraestructuras complementarias como sala de reuniones en un edificio ya emblemático de la ciudad. «Nosotros les acompañamos durante la puesta en marcha del proyecto y es lo que más valoran y también que les ayudamos en la búsqueda de financiación», explica el responsable de CEEIARAGON en Teruel. «Las empresas pueden permanecer aquí durante un periodo de cinco años y se les cobra un alquiler progresivo hasta llegar al precio de mercado porque está demostrado que los inicios son difíciles y entre el primer y segundo año se encargan de desarrollar el producto», agrega.

En CEEIARAGON también ponen en contacto a profesionales de diferentes ámbitos porque «el emprendedor tecnológico -que es ahora el mayoritario- tiene el producto pero quizá no sabe de gestión, o de marketing o necesita un comercial para poner en el mercado su artículo», cuenta.

Y aunque todavía no hay cultura de empresa y siempre se trata de buscar un empleo por cuenta ajena, se está produciendo un cambio de tendencia, primero, porque es más difícil encontrar un puesto de trabajo y después porque cada vez se difunden a través de los medios de comunicación más casos de éxito de emprendedores que han llegado a la cima. «Hay profesionales que se deciden a emprender porque buscan la libertad de trabajar por su cuenta», apunta Martínez.

700 proyectos

Más de 700 proyectos empresariales han llegado a CEEIARAGON en Teruel durante estas décadas a los que se les ha ayudado de diferentes formas, desde una simple consulta a su acompañamiento final como empresa para instalarse ya fuera del vivero.  Empresas de sectores importantes para Teruel como el jamón, la trufa o el azafrán han trabajado en sus instalaciones en ámbitos como la comercialización mediante la diversificación de la oferta. Algunas de estas empresas han recibido premios reconociendo su labor.

Actualmente, el sector agroalimentario ha perdido peso en las instalaciones de CEEIARAGON en Teruel a favor de otras del sector energético, soluciones informáticas, electrónicas y de telecomunicaciones, la industria del videojuego o la e-health.

En el caso de On Fire Games, que se dedica al desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles y web, su responsable, Eneko Ridruejo, resalta el apoyo logístico que le aporta su estancia en CEEIARAGON Teruel.  «Supone también un apoyo económico pero sobre todo nos da la posibilidad de hablar y debatir sobre los problemas que nos vamos encontrando como empresa», cuenta este joven que conocía la experiencia del CEEI porque trabajó en una empresa en las instalaciones de CEEIARAGON en Zaragoza y ahora lleva año y medio en el de Teruel.

» La buena relación con las otras empresas es otra de las ventajas de trabajar en el centro», subraya.  Así, tienen como vecino de pasillo a otra empresa de jóvenes emprendedores e ingenieros, Edison Desarrollos Informáticos, que llevan dos años trabajando en el CEEI y están desarrollando un producto de tecnología aplicada a la fisioterapia y las actividades físico-deportivas .  Su gerente, Gabriel Fuertes , repite experiencia porque ya había trabajado con otra empresa en CEEIARAGON.

Menos experiencia en el centro tiene el equipo que conforma Bloguea-TE que ha apostado por emprender con CEEIARAGON en Teruel para poner en marcha plataformas online, dirigidas a profesionales, artistas, investigadores y emprendedores. De momento , van arrancado como una iniciativa local emprendedora y es un ejemplo de equipo interdisciplinar al que tienden estas empresas de perfil tecnológico, ya que lo que conforman un diseñador gráfico, un responsable de marketing y un .informático. Gracias al CEEI hicieron equipo y ahora esperan poder desarrollar su proyecto en los próximos años.