Esta empresa nacida en CEEIARAGON implementa su tecnología en Argentina para monitorizar y controlar los caudales y así poder alertar de posibles inundaciones.

La empresa CEEIARAGON LIBELIUM ayuda a la detección temprana de inundaciones

Sensores a lo largo de un río, desde su nacimiento hasta su desembocadura.  El objetivo es implementar una estructura fiable y estable en término de comunicaciones y precisión de las lecturas para crear un sistema de monitorización permanente de las aguas, no sólo para generar alertas ante posibles riesgos, sino también para controlar el caudal del río y su comportamiento.

Es el proyecto que ha preparado en Argentina Libelium con Rack2, su distribuidor en el país, que combina la plataforma software Sense2Cloud con los sensores inalámbricos. Estos se han instalado en cuatro lugares diferentes para controlar el río: la Emilia (provincia de Buenos Aires); Puente Figueredo (provincia de Buenos Aires); Conesa (provincia de Buenos Aires) y Peyrano (provincia de Santa Fe).

Se han instalado cuatro dispositivos con sensores ultrasonidos; para la medición de temperatura, humedad relativa y presión atmosférica; pluviómetro; anemómetro, y una veleta.

El sensor de ultrasonidos, que mide la distancia entre sí mismo y la superficie del agua, emite ondas ultrasónicas que rebotan en el agua y ofrecen al sistema la distancia entre el nodo y el agua. El nivel del río se obtiene aplicando cálculos simples.

Además, el sistema incluye tecnología doble de telecomunicaciones: Rack2 instaló y desarrolló una red privada LoRaWAN como protocolo de comunicación principal para aquellas áreas donde la infraestructura de telecomunicaciones no era suficientemente estable, y 4G como protocolo de comunicación redundante.

Los datos recopilados por los sensores se mandan a Sense2Cloud y se pueden analizar los estados cada media hora, con lo que se reciben alertas en caso de que los umbrales de los parámetros se excedan.

La ubicación

La Emilia es una pequeña población situada en el norte de la provincia de Buenos Aires (Argentina). A lo largo de su historia esta población ha sufrido riadas e inundaciones en los periodos de fuertes lluvias. Las infraestructuras (diques) que se han ido levantando no han resultado suficientes y en 2017 tuvieron que evacuar la zona.

Por ello, las autoridades decidieron aumentar y fortalecer los diques, pero, sobre todo, apostaron por implementar el sistema de detección y alerta temprana para la prevención de inundaciones y riadas en la cuenca del río de Libelium y Rack2.