Hiberus Tecnología, originaria de CEEIARAGON, ha adquirido el 50% de la firma zaragozana de videojuegos Life Zero, creada por Miguel Vallés, antiguo promotor de la también empresa CEEIARAGON TeKu Studios, creadora del celebrado y premiado juego ‘Candle’, traducido a diez idiomas y vendido en más de 50 países. La operación, firmada este miércoles, permitirá a Hiberus abrir una nueva línea de actividad en un campo con buenos profesionales en España que se traducirá en inversiones en proyectos inmediatos y a futuro de la empresa de Vallés, que pasará a llamarse Hiberus Games pero mantendrá la marca Life Zero.

Hiberus, empresa CEEIARAGON, abre nueva línea de videojuegos con Miguel Vallés, que creó Candle desde CEEIARAGON

“Hiberus entra duplicando el capital de Life Zero y lo hace con un lanzamiento prácticamente desde cero de la empresa a fin de ofrecer un nuevo juego al mercado (Sonar Beat) en diciembre para PC, móviles, Android e IOS y preparar otros nuevos”, explicó Sergio López, director general de Hiberus (perteneciente a HENNEO), quien apuntó que a diferencia de otros proyectos en los que el grupo entra como mayoritario, en este lo hace al 50% para mantener el espíritu emprendedor del creador de la ‘start up’, al que acompañan en esta andadura otras tres personas, entre ellas un experto del sector que ha dejado la empresa en la que trabajaba en Madrid para venir a Zaragoza.

Para Miguel Vallés, el apoyo de Hiberus en esta nueva aventura es un espaldarazo a la actividad que desarrolla desde 2011 y le da una estabilidad no existente entre los desarrolladores de videojuegos locales, que dependen siempre de ‘publishers’ (distribuidores) que al final se quedan la mayor parte de las ganancias cuando uno de sus juegos triunfa.

Vallés, ingeniero informático, creó en 2012 con José Antonio Gutiérrez la empresa Teku Studios en CEEIARAGON. Ambos comenzaron a trabajar en el videojuego ‘Candle’. Un premio universitario, el premio IDEA organizado por CEEIARAGON, un ‘crowdfunding’ y el premio Emprendedor XXI ayudaron a desarrollar un juego cuya factura –fue hecho con miles de lienzos– fue muy celebrada por los críticos y obtuvo en 2016 el mejor ‘metascore’ (ranquin de referencia en los videojuegos) de todos los lanzados en España ese año.

Ya en solitario, Miguel Vallés creó Life Zero en 2017 con la idea de trabajar no solo en un proyecto a la vez.  Y espera sumar en unos meses a 10 o 15 personas al equipo.