Aprender inglés sin esfuerzo, e incluso disfrutando. Es la fórmula con la que BrainLang ha logrado más de 5.000 usuarios registrados en su plataforma web en apenas cuatro meses. La empresa ha sido asesorada sobre financiación en su fase inicial desde el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM), que le facilitó la concesión de uno de los préstamos ENISA del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, por su parte, el INFO ha ayudado en la maduración del proyecto.

Esta empresa emergente, fundada por el experto en ingeniería de sistemas adaptados al aprendizaje online Leopoldo Cano, lanzó a finales del año 2016 la primera factoría de ficción diseñada para asimilar el idioma, de modo que cualquiera puede entender y comunicarse en inglés en unos meses, sin profesores ni exámenes, libre de horas de estudio o largas listas de verbos que memorizar. Cuentan con el apoyo del inversor, emprendedor en serie e iniciador del comercio electrónico en España Rodolfo Carpintier, quien aceptó el cargo de presidente y mentor de BrainLangcuando el proyecto era solo un embrión de la primera start-up española -con sello murciano- para el aprendizaje del inglés.

Los emprendedores no han sido menos creativos a la hora de buscar las vías de financiación que les permitieron poner la factoría del entretenimiento en inglés en marcha y lanzar la versión definitiva de pago a finales de 2016. Contaban desde el principio con el peso específico de Rodolfo Carpintier, fundador de la incubadora de proyectos Dad, como Business Angel y presidente, pero también del cartagenero Eugenio Galdón, fundador de ONO y presidente y accionista mayoritario del Consorcio Altán, que construye actualmente la mayor red de banda ancha de México.

La fórmula ‘equity crowdfounding‘ (inversión abierta a cambio de una participación en la empresa), a través de la plataforma Crowdcube, les proporcionó además 259.154 euros en 2016.

Aprender como ocio

El usuario solo necesita escuchar o visionar los vídeos que BrainLang proporciona a cada cliente registrado -hasta 7 nuevos contenidos al día- durante los ratos de ocio, ya sea de descanso en el sofá o a lo largo de un paseo.